Bésame... María Isabel Marín


Mi corazón se quiebra
Trizas y pedazos caen hacia la oscuridad.
Tiemblan los años, los siglos,
mientras los rasgidos de mi corazón
aúllan al dolor contenido.

¿Cómo guardo mi dolor?

No suprimo tiempos ni voces,
solo algunas visiones macabras
fabricadas por mi mente.

Debería de vez en cuando
robar alas a los unicornios,
para volar y alejarme del dolor.

Dime que es un sueño,
que no soy un perdedor...

La suerte rueda en tus ojos,
en mi sangre y en el musgo
aferrado a la roca ancestral.

Bésame y quiebra mi encolerizada mente.
Bésame y libérame de los demonios
que deambulan en mi cuarto.
Bésame y rescátame de mi misma...

No hay comentarios: